A continuación puedes ver una entrevista en video y escuchar un par de podcasts con miembros de nuestro equipo. Más abajo puedes leer acerca de qué es la práctica de alimentación con atención plena (mindful eating) y sus beneficios.

Disfruta de la entrevista que realizó Maite Valverde de Loyola a nuestra Directora, Lilia Graue, en la que te comparten cuál es la importancia de la alimentación con atención plena en tu relación con la comida.

Escucha el podcast de nuestra amiga y colaboradora Ana Arizmendi, en el que entrevista a Lilia Graue.

En esta deliciosa charla aprenderás qué es atención plena (mindfulness), conocerás qué es comer con atención plena (mindful eating) y cuáles son sus beneficios. Podrás también realizar un ejercicio de visualización sobre compasión y un ejercicio vivencial para comer con atención plena.

Lilia graue

Escucha el podcast en el que Ana Arizmendi entrevista a Lupita Rozada acerca de la alimentación plena en familia, Conoce los errores más comunes que puedes estar cometiendo en la alimentación de tus hijos (y la tuya) y aprende cómo aplicar la atención plena en la alimentación de tus hijos desde la lactancia y cómo comer en familia de forma nutritiva, relajada y consciente.

Mindful eating es el cultivo de atención plena, discernimiento, bondad amorosa y compasión en tu relación con la comida y la alimentación. Significa abrazar un enfoque amoroso, de respeto al nutrirte.

Esta práctica tiene sus raíces en la tradición budista, y aplica los principios de la psicología (teoría de la mente) budista y una mirada ética que reconoce nuestra interconexión en el camino hacia la liberación del sufrimiento de manera colectiva.

Al acercarte a la práctica, es importante recordar que nadie come de manera “perfecta” o “ideal”. A veces te descubrirás comiendo en exceso o en respuesta a emociones. Te encontrarás comiendo inconscientemente frente a la tele. En vez de instalarte en la culpa o darte por vencida, la atención plena te permite comenzar de nuevo, una y otra vez. Puedes elegir tratarte de manera amorosa y bondadosa, decirte “Está bien” y cultivar atención plena al comer en tu siguiente alimento – ¡cada día tienes por lo menos tres oportunidades para comenzar de nuevo!

Como parte de la práctica, cultivamos la capacidad de poner atención a diversos aspectos de nuestra alimentación, incluyendo cómo escogemos qué comer, dónde, cuándo y cómo comemos. Aprendemos a notar lo que está ocurriendo dentro de nosotres y a nuestro alrededor, y cómo influye esto en nuestra relación con la comida. Nos hacemos conscientes de nuestros pensamientos, creencias, emociones y hábitos en torno a la comida y a nuestro cuerpo, así como del contexto y los patrones sociales y culturales que condicionan estos pensamientos, creencias, emociones y hábitos.

Aprendemos cómo discernir lo que promueve sufrimiento vs. lo que promueve liberación.

En la alimentación con atención plena no tenemos listas/categorías de alimentos «buenos» vs. «malos» ni reglas alimentarias rígidas. En el proceso de nutrirte con atención plena y compasión descubrirás que va disminuyendo el volumen de las voces internas que te critican y te exigen, que te liberas de la vergüenza relacionada con tu cuerpo, que sanas las heridas que experiencias de trauma han dejado en tu relación con la comida. Se abren posibilidades de disfrute, de alegría, de presencia. Se libera la energía que estaba atrapada en pelearte con tu cuerpo y con ciclos de dieta y atracones para dedicarla a relaciones y proyectos que son importantes para ti.

Si quieres leer más, puedes ver las entradas de nuestro blog o consultar nuestra sección de recursos.

Sana tu relación con la comida y con tu cuerpo.