Testimonios

“Este taller me brindó el espacio y las herramientas para re-conectarme y disfrutar la comida a un nivel más amoroso, respetuoso y nutritivo. Las prácticas de atención plena han cambiado la relación con mi cuerpo y con el proceso de nutrirlo desde el amor y la compasión.”

– Ana Arizmendi, Psiconutrióloga

 

“Una vez que nos hemos habituado a algo lo hacemos sin pensarlo. Hoy puedo decir que rompí con viejos hábitos que me perjudicaban. Quisiera agradecer a Mindful Eating México y en especial a mi maestra Lilia Graue por haberme enseñado una nueva forma de disfrutar la comida, y más que eso, de disfrutar la vida.”

– Alberto

 

“Me reconcilié con la ansiedad. Tengo nuevas formas de vincularme con la vida y con la comida. Gracias a mis maestras por su generosidad con su sabiduría, calidez con sus enseñanzas y compasión. Gracias por hacer de la meditación una práctica accesible para todos. Éste es otro gran paso en mi camino hacia la libertad.”

– Jessica V

“Tuve una experiencia maravillosa de descubrimiento personal y de un contacto más profundo no sólo conmigo misma, sino con todo lo que me rodea. Me llevo la oportunidad de vivir la vida de una manera distinta no sólo desde el ángulo de la comida, sino de todos los ámbitos: físico, sensorial y espiritual. Gracias, Lilia, por compartirnos tu sabiduría, tu compasión y tu gozo por la vida.”

– Citlali

“Gracias, Lilia, por tu sensibilidad y respeto, puedes transmitir con paz y empatía la relación más importante con nosotros mismos. Voy conociendo lentamente cada parte de mí.”

– Ethel

“Me llevo mayor conciencia y agradecimiento a mi maestra y mis hermosos compañeros.”

– Víctor

“Este taller incrementó mi seguridad y confianza para asumir una vida feliz, sana y plena.”

– Ambi

“Después de 38 años de dietas sin éxito esto ha venido a traer conciencia y conexión con mis verdaderas necesidades de mi estómago, mi corazón y mi mente.”

– Lorena

“Me di cuenta de que yo puedo decidir sobre la comida y no ella sobre mí, a entender la diferencia entre mi hambre física y mi hambre emocional, a darle cada una su lugar, a no juzgas y estar más feliz.”

– Gaby

“Fue una experiencia muy reconfortante y renovadora con mi persona, para mi alimentación y salud; cambió mi vida cotidiana dándole más tranquilidad y atención.”

– Carlos

“Este taller fue más de lo que esperaba, fue no sólo una reconciliación con los alimentos sino conmigo misma.”

– Sara

“Es una excelente herramienta para contactar contigo y hacer las paces con la comida. Gracias por guiarme y facilitarme en este camino.”

– Jessica L.

“De corazón no logro reunir las palabras para describir o expresar lo que me llevo de esta experiencia de vida que es el inicio de un largo camino de vuelta a casa.”

– Connie

“Agradezco el amor con el que se me fue tratado todo el tiempo en el taller. Nunca me he sentido tan conectado conmigo mismo y estoy convenido de que lo aprendido aquí es algo que me acompañará por el resto de mis días. Muchísimas gracias por nutrirme el corazón.”

– Rodrigo

“Hoy me levanté en paz y feliz, no fui corriendo a pesarme. Me percaté de lo precioso de mi cuerpo y le agradecí genuinamente, dejé de sufrir por todo lo que no logro. Empiezo a sentir la respuesta de amor y agradecimiento de mi cuerpo para mí.

– Gaby A.

“Este taller te da la oportunidad de darte cuenta de por qué comes y cómo comes, y la libertad de elegir lo que te llevas a la boca.”

– Jesús

“Llegué a este taller buscando herramientas para controlar mi forma de comer. Lo que me llevo va mucho más lejos, me llevo el amor y la compasión por mí misma, desde la cual hoy decido relacionarme de manera más sana con mi cuerpo y lo que como.”

– Fernanda

“Este taller retiro me pareció una delicia. La armonía con la que ponen el conocimiento en tus manos hace toda la diferencia, me voy con el mejor estado de felicidad y paz en el corazón.”

– Yammel

Aprendí a comer de una manera sana, responsable y placentera y a darme el mismo amor que les doy a otras personas.”

– Alfonso

“Lograr conectar con mi cuerpo a partir del amor es una experiencia que le deseo a todo el mundo. Para mí este taller marca un antes y un después en cuanto a tener una relación más sana con los alimentos y con mi cuerpo.”

– Veva