Date el Regalo de la Alimentación con Atención Plena – cuando tú quieras y a tu propio ritmo: 30 Días para Liberarte de las Dietas y Sanar Tu Relación con la Comida

¿Estás atorada en el ciclo dieta-romper-la-dieta-comer-en-exceso-arrepentirte?
¿Ya te cansaste de sentirte culpable, triste y fuera de control con la comida?
¿Comienzas una dieta tan pronto como terminas la anterior?
¿Quieres liberarte de tu lucha con tu peso y con la comida?
¿Quieres aprender a nutrirte desde el gozo y el respeto por tu cuerpo?

Imagina cómo sería…

… Disfrutar de todas y cada una de tus comidas, libre de ansiedad y miedo, libre de culpa y vergüenza
… Descubrir el placer y el deleite de TU buen comer en todos los alimentos
… Liberar toda la energía que tienes invertida en pensar, planear y obsesionarte con la comida y con el peso
… Utilizar esta energía para construir la vida deliciosa y plena que ansías

A lo largo de más de 15 años de entrenamiento y práctica clínica en medicina, nutrición y salud mental he corroborado una y otra vez que las prácticas que se utilizan en los tratamientos convencionales para conductas alimentarias alteradas, sobrepeso y obesidad no ayudan a las personas a cultivar más paz interna, gozo y aceptación, sino que reemplazan una obsesión con otra o simplemente alimentan el ciclo de restricción y atracones. En mi práctica clínica he tenido el privilegio de acompañar y apoyar a innumerables personas en el proceso de sanar su relación con la comida y con su peso.

Lo que deseo para ti es el gozo de vivir nutriéndote plenamente, física, mental, emocional y espiritualmente, libre de culpa y vergüenza. La verdad es ésta: TU CUERPO ES SABIO. Por eso, este programa se basa en un enfoque de No-Dieta.

“Después de 38 años de dietas sin éxito esta práctica ha venido a traerme conciencia y conexión con las verdaderas necesidades de mi estómago, mi corazón y mi mente.” Lorena

Es probable que, al leer esto, surja en ti el temor de que éste sea un intento fallido más, una frustración más en la larga lista de intentos por conseguir un desenlace determinado en términos de tu peso o tu salud. Y justo aquí está la gran diferencia de lo que te ofrezco. Cada día, los minutos que inviertes en el reto los estás dedicando a cultivar hábitos que promueven salud y bienestar en TU vida. Al hacer esto, estarás cultivando una relación distinta contigo misma, una relación amorosa y de cuidado. Estarás regando semillas de aceptación y nutriéndote plenamente en cuerpo, mente, corazón y espíritu. La meta y el camino son uno mismo. Con cada paso que das has llegado a tu destino.

Si quieres leer más acerca de por qué ofrezco este programa, para quién es, qué esperar, por qué es importante comer con atención plena y más, baja la introducción completa aquí. Y si quieres saborear una “probadita” de mindful eating, experimenta qué es comer con atención plena con este video. (*En el video me refiero al “Reto”. Anteriormente ofrecía este programa como Reto de 30 días, pero la palabra “reto” comenzó a causarme incomodidad porque la vi asociada con demasiada frecuencia con dietas, programas para bajar de peso, suplementos dudosos, etc., y porque creo que su connotación no expresa la cadencia suave y gentil que asocio con la práctica de alimentación con atención plena.)

Cómo funciona el Programa

A partir de que te registres, durante 30 días recibirás en tu bandeja de entrada un correo con la práctica del día y mis recursos favoritos con motivo del tema de dicha práctica. Dependiendo de la modalidad que elijas, puedes agregar 2 o 4 sesiones individuales conmigo para apoyarte en tu recorrido.

* Si eliges el Plan Oro o Platino, tus sesiones serán válidas desde el momento de tu inscripción y hasta 60 días naturales después, en los siguientes horarios, de acuerdo con disponibilidad: lunes, miércoles y jueves 11:00 – 18:00 hora CDMX.

Si quieres recibir el Regalo de la Alimentación con Atención Plena y genuinamente no puedes cubrir el monto completo de inversión, puedes beneficiarte de una beca y/o plan de pagos. Por favor lee primero las políticas de nuestro programa de becas aquí y después contáctame en info@mindfuleatingmexico.com.

Sede: Online.
Fechas: ¡Cuando tú quieras!
Imparte: Dra. Lilia Graue

¿Quieres conocer más? Baja la introducción aquí y saborea mindful eating con con este video.

Modalidades del Programa

Programa Clásico

  • 30 días de material, inspiración y recursos adicionales en tu correo electrónico
  • 2 prácticas guiadas en audio

$1,600

Programa Oro

  • 30 días de material, inspiración y recursos adicionales en tu correo electrónico
  • 4 prácticas guiadas en audio
  • 2 sesiones individuales conmigo

$4,400

Programa Platino

  • 30 días de material, inspiración y recursos adicionales en tu correo electrónico
  • 6 prácticas guiadas en audio
  • 4 sesiones individuales conmigo

$6,400

Si prefieres realizar tu pago por depósito o transferencia interbancaria, escríbeme a liliagraue@mindfuleatingmexico.com solicitando los datos de la cuenta.

 

Consulta nuestras políticas para talleres y otros servicios aquí.

 

¿Por Qué Ofrezco Este Programa?
  • Porque comer es uno de los grandes placeres de la vida, y todas las personas merecemos tener una relación gozosa, nutritiva y positiva con la comida, la alimentación y nuestro cuerpo.
  • Porque un enfoque nutricional verdaderamente integral, al igual que la buena medicina, aborda todas las dimensiones de la persona, incluyendo la emocional y la espiritual, al mismo tiempo que está sustentado en la evidencia.
  • Porque creo que toda intención y todo acto de auto-cuidado debe trascender los desenlaces y ayudarnos a hacernos cargo de cultivar consciente y atentamente salud y bienestar aquí y ahora.
  • Porque quiero contribuir a crear un movimiento de liberación de todo aquello que daña nuestra salud y nos genera culpa, vergüenza y malestar, entre ello de las dietas y de la idea de que hay un cierto número en la báscula que representa belleza, salud, bienestar o valor personal.
  • Porque he aprendido que cultivar MI equilibrio de manera consciente es el mejor camino para liberarme del sufrimiento, y deseo que tú también encuentres TU propio equilibrio, y TU propio camino de salud y bienestar.

 

¿Para Quién Es Este Programa?
 Este programa es simplemente para cualquiera que coma. Sí, ¡es para todas las personas! Nos enfocaremos no en qué comer, sino en cómo comer.

Es para ti si:

  • ¡Comes!
  • Luchas con tu peso.
  • Comes de manera automática/inconsciente.
  • Comes en respuesta a emociones – estrés, aburrimiento, culpa, vergüenza, alegría, tristeza, etc.
  • Estás atorada en el ciclo de dietas y no encuentras la salida.
  • Restringes y/o comes en exceso.
  • Tienes atracones.
  • Tienes poca energía o fatiga.
  • Tienes malestar o padecimientos gastrointestinales como reflujo, gastritis, colitis, inflamación, diarrea y/o estreñimiento crónicos.
  • Tienes alguna condición de salud por la cual te sea necesario hacer modificaciones en tu alimentación, y quieres descubrir cómo hacerlo desde la libertad, la abundancia, el amor y el cuidado y no desde la prohibición, privación o castigo.
  • Quieres nutrirte conscientemente en cuerpo, mente y espíritu.

No importa tu género ni edad. A lo largo del texto hablaré en femenino, porque soy mujer y porque la mayoría de las personas con las que trabajo son mujeres, pero no es mi intención discriminar a ningún hombre valiente que quiera recorrer este camino de auto-conocimiento y transformación de su relación con la comida y con su cuerpo.

 

¿Qué Esperar?

La alimentación con atención plena no es una cura mágica o un método secreto para perder peso o dejar de comer en exceso. Es un camino y un proceso. Requiere de tiempo y práctica, pero vale la pena el compromiso. Tú mereces el compromiso que requiere construir una relación plena y gozosa con la comida y con tu cuerpo. El Regalo de la Alimentación con Atención Plena es parte de un enfoque de salud nutricional neutral con respecto al peso. Esto quiere decir que no es un método para perder peso. Puedes leer más acerca de esto aquí

Este camino necesita ser explorado en tus propios términos. El programa está diseñado como un ciclo de 30 días, pero esto es solo el inicio. Si en algún momento sientes que vamos demasiado rápido, puedes detenerte en cualquier práctica que para ti haya resultado interesante o reveladora el tiempo que quieras, para después continuar a tu propio ritmo. Recuerda que el material es tuyo para siempre, para retomar los aspectos que tú elijas durante el tiempo que tú decidas. No estás en una carrera o comparación con nadie, ni siquiera contigo misma, así que permítete caminar a tu propio ritmo.

Entre los beneficios reportados de las personas que han completado el programa están:

  • Mejor capacidad para identificar y honrar señales de hambre y saciedad;
  • Menos atracones y comer emocional;
  • Menos eventos de comer en respuesta a antojos y estímulos externos;
  • Menor ansiedad y depresión;
  • Mayor autoaceptación, seguridad y confianza;
  • Mayor conexión con el cuerpo;
  • El descubrimiento de formas de mover el cuerpo que son gozosas y deliciosas;
  • Y mi favorita: ¡mayor disfrute de cada comida, libre de culpa y vergüenza!

¿Por Qué Comer con Atención Plena es la Anti-dieta?
Cada año, el propósito número 1 de Año Nuevo es bajar de peso, pero la realidad es que la mayoría de las personas nunca cumplen su propósito. Leemos encabezados acerca de cómo perder 5 kg en 2 semanas, o tips y trucos para disminuir la cantidad de lo que comes, como “llénate de agua antes de comer” o listas interminables de “los 5 alimentos que no debes comer jamás”.

¿Y esto funciona? Tal vez por un tiempo, pero la mayoría de las personas querrán comer los alimentos que su cuerpo les pide. Es muy difícil engañar a tu cerebro y tu cuerpo cuando verdaderamente tienes hambre. Esos encabezados nunca te dicen qué hacer con las creencias o las emociones que surgen en ti en torno a la comida y al peso. Si sufres por tu relación con la comida o tienes una historia de múltiples dietas o problemas digestivos o metabólicos, la alimentación con atención plena y la profundización en algo de trabajo emocional te ayudarán a ver las capas y sentimientos detrás de tus hábitos alimentarios. Podrás aprender cómo permanecer con una emoción y permitir que llegue y se vaya en vez de esforzarte por huir de ella o luchar contra ella. Puedes aprender cómo crear nuevos pensamientos y conductas. 

Si has estado haciendo dietas toda tu vida, o simplemente nunca te has cuestionado tus hábitos alimentarios automáticos, la alimentación con atención plena te parecerá un concepto completamente nuevo. Te adelanto algo: no encontrarás listas de alimentos que comer o que evitar/alimentos “buenos” vs “malos” ni relgas de cuándo, qué o cuánto comer. No encontrarás listas de calorías o contenidos nutricionales. Puedes encontrar conceptos de nutrición equilibrada en muchos libros o blogs. Distintos enfoques funcionan para diferentes personas. Esto es todo lo que diré acerca de nutrición porque este reto tiene la intención de que tú misma cultives hábitos de alimentación con atención plena desde la sabiduría interna de tu cuerpo, alejándote de dietas, prescripciones y restricciones impuestas por alguien más. Cuando aprendas a confiar en tu cuerpo, no necesitarás un plan de alimentación rígido o una lista de alimentos que comer o que evitar. El reloj o la taza medidora no determinarán lo que puedes comer; tú lo decides.

Las dietas no funcionan a largo plazo y estresan a tu cuerpo y a tu mente – esto lo sabes por experiencia propia. Y aquí te comparto un poco de lo que dice la evidencia científica:

  • Hacer dieta reduce la densidad ósea (Compston et al, 1992).
  • Hacer dieta incrementa la producción de cortisol (una hormona de estrés) (Tomiyama, et al, 2010).
  • El ciclo continuo de aumento y disminución de peso (yo-yo) se asocia con un riesgo incrementado de cáncer, enfermedad cardiovascular, alteraciones inmunológicas y mortalidad, además de efectos psicológicos negativos (Brownell & Rodin, 1994; French et al, 1997; Shade et al, 2004).
  • Niños haciendo dietas frecuentemente en edades de 9-14 años tienen más probabilidades de tener atracones (Field et al, 2003).
  • Adolescentes que hacen dieta tienen el doble de riesgo de tener sobrepeso en comparación con adolescentes que no hacen dieta con el mismo peso basal (Haines & Neumark-Sztainer, 2006).
  • Hacer dieta es el predictor más importante de desarrollo de trastornos alimentarios (Spear, 2006).
  • Hacer dieta incrementa la preocupación con la comida (pensarás en comida todo el día), atracones y comer en ausencia de hambre (Tribole & Resch, 2012).
  • Hacer dieta es un predictor independiente de futura ganancia de peso (Field et al, 2003).

A diferencia de las dietas, la práctica de alimentación con atención plena se centra en el gozo de comer y mover tu cuerpo y activa la respuesta de relajación que te permite tener una mejor digestión y aprovechamiento de nutrientes, honrando la sabiduría de tu cuerpo y cultivando una relación de confianza y respeto con tu cuerpo. 

Si quieres conocer más acerca de qué se trata la alimentación con atención plena, puedes hacerlo aquí.

 

Saborea una Probadita de Mindful Eating
 Experimenta qué es comer con atención plena con este video.

* En el video me refiero al “Reto”. Anteriormente ofrecía este programa como Reto de 30 días, pero la palabra “reto” comenzó a causarme incomodidad porque la vi asociada con demasiada frecuencia con dietas, programas para bajar de peso, suplementos dudosos, etc., y porque creo que su connotación no expresa la cadencia suave y gentil que asocio con la práctica de alimentación con atención plena.

 

¿Y Si Tienes una Condición Médica por la Cual sea Necesario Restringir Ciertos Alimentos?

 

Paradójicamente, la mayoría de profesionales de “salud” están más familiarizados con un modelo de lucha contra la enfermedad que con un modelo de promoción de salud y bienestar.

Al enfrentarse con un diagnóstico de cierta condición, y tomando en cuenta la mejor evidencia disponible acerca de cómo “arreglar” esto, la mayoría de profesionales de salud te prescribirán un plan de acción muy detallado que incluye una dieta, actividad física y otras conductas relacionadas con salud. La expectativa implícita (compartida con cierta frecuencia por ti, y por tus familiares y amigos) es que esto ocurra rápidamente, para lograr una mejoría y evitar complicaciones. A pesar de que este proceso surge de una preocupación genuina, con demasiada frecuencia resulta en fracaso. Ahora, además del desafío de lidiar con un diagnóstico y los síntomas y el sufrimiento que lo acompañan, te enfrentas con restricción y privación. Y si utilizas la comida para lidiar con situaciones difíciles, esto será aun más complicado.

La alimentación con atención plena te ofrece un abordaje más amable y amigable para promover salud y bienestar. Existen muchas razones por las cuales la alimentación con atención plena puede traer consigo conductas y elecciones saludables. No sólo te permite hacerte consciente de los efectos de un alimento particular en tu bienestar, sino que crea un espacio desde el cual responder más eficazmente a las dificultades con un diagnóstico o con los cambios en la alimentación.

Puesto que limitar o eliminar ciertos alimentos, introducir otros y modificar las porciones puede ser un reto difícil y frustrante, una actitud amorosa y compasiva, de no juicios, puede ayudarte a persistir en el camino a una alimentación que se ajuste mejor a las necesidades particulares de TU cuerpo. Cultivar atención plena y honrar los distintos tipos de hambre, incluyendo el hambre emocional, puede también ayudarte a responder de manera distinta a la reactividad frente a pensamientos y emociones difíciles que pueden surgir a lo largo del proceso.

La Alimentación con Atención Plena es un Enfoque que te Empodera

El diagnóstico de alguna condición médica o las restricciones alimentarias por causas médicas pueden hacerte sentir impotente. Escuchar que, frente a una enfermedad o intolerancia debes dejar de comer o hacer ciertas cosas o comenzar a incluir ciertos alimentos o conductas a largo plazo puede sentirse como privación o incluso como castigo.

A partir de lo que te ha sido prescrito, puedes comenzar a explorar con curiosidad los “experimentos” que estás dispuesta a emprender, y que quizá traigan descubrimientos interesantes en torno a qué elecciones promueven tu bienestar. La alimentación con atención plena te ofrece la plataforma perfecta desde la cual experimentar. Uno de los elementos cruciales para iniciar y mantener cambios en salud es la auto-eficacia, definida por Albert  Bandura como la confianza que tienes en tu capacidad para realizar determinada tarea. Bandura señala que, a pesar de que tengas confianza en el valor o beneficio de cierto cambio de conducta, dudar de tu habilidad para implementarlo eficazmente constituirá un obstáculo. La auto-eficacia puede también predecir tu capacidad para mantener un cambio en presencia de dificultades. Imponerte una lista de cambios a implementar de la noche a la mañana y mantenerlos de manera permanente puede ser abrumador y desalentador. Sin embargo, algunos lineamientos para comer con atención plena pueden trazar un camino de descubrimiento que tiene el potencial de promover y fortalecer tu auto-eficacia.

La alimentación con atención plena no se trata de cambios a corto plazo, sino de cultivar una percatación curiosa y compasiva de tu propia experiencia. En el caso de condiciones de salud que requieren de ciertas indicaciones alimentarias, esto incluye las reacciones de tu cuerpo a alimentos particulares (o a la ausencia de ellos). La atención plena promueve una percatación consciente de tu experiencia momento a momento. Te permite hacerte consciente de los impulsos en contraste con reacciones automáticas, dándote así un mayor sentido de libertad sobre tu conducta.

Una vez que te sientes empoderada por un mayor sentido de libertad y una actitud auto-compasiva puedes acercarte a los lineamientos alimentarios que te han sido prescritos desde una postura de “sabiduría externa”. Esto es, las preguntas que guían tus elecciones son: ¿Cómo puedo hacer uso del conocimiento actual acerca del tipo de alimentación que mejor se ajusta a las necesidades de mi cuerpo? ¿Cuáles son las elecciones alimentarias más amables en términos de lo que mi cuerpo necesita para estar y sentirse bien? ¿Cómo puedo hacer uso de los lineamientos y prescripciones para cuidar mejor de mí?

Enfócate en lo que Obtendrás, No en lo que Pierdes

Cuando lo piensas, es fácil ver cómo enfocarte en los beneficios, y no en  las desventajas, puede tener grandes alcances para construir cambio positivo. Pero el cambio puede ser sutil y la experiencia de pérdida es real. De un día a otro, quizá sea difícil notar mejoría. Sin embargo, con el paso del tiempo y con ayuda de tu práctica de mindful eating, quizá comiences a notar que tienes más energía, que tus articulaciones no duelen tanto, o que estás de mejor ánimo. Una gráfica en la que monitorees tus síntomas o estado general de bienestar puede ayudarte a documentar estas mejorías y mantenerte motivada.

Si tienes una condición de salud que necesite adaptaciones particulares, por favor considera la opción del Programa Oro o Platino, para que puedas beneficiarte de coaching personalizado. 

¿Y Si Tienes un Trastorno Alimentario?

 

Si estás luchando con conductas alimentarias alteradas, o tienes anorexia nervosa, bulimia nervosa o trastorno por atracón, puedes obtener numerosos beneficios de este programa, pero no sustituye en ningún caso la atención especializada que se requiere para la recuperación de un trastorno alimentario. Por favor, si no estás siendo atendida ya por un profesional de salud, programa una consulta. Si ya estás siendo atendida, por favor considera la opción del Programa Oro o Platino, para que puedas recibir instrucción personalizada que sea un adyuvante para tu tratamiento. Si sospechas que pudieras tener un trastorno alimentario, con mucho gusto podemos programar una sesión de diagnóstico.