“Cuando camines, solo camina. Cuando comas, solo come.” Proverbio Zen

Comer con atención plena (mindful eating) se trata de estar completamente presente, con todos tus sentidos, en el acto de comer y todo lo que esto implica: hacerte consciente de la apariencia, textura, aroma, sonidos y sabor del alimento; saborear cada bocado. Es poner atención a tus elecciones en torno a qué comer, cuán rápido comes, dónde y cuándo comes, y lo que está ocurriendo dentro de ti y a tu alrededor y cómo influye esto en tus elecciones alimentarias. Es estar consciente de tus pensamientos, creencias, emociones y hábitos en torno a la comida.

Comer con atención plena es liberarte de listas de alimentos “buenos” y “malos” y de reglas rígidas de cuándo, qué y cuánto comer; es hacerte consciente de tus señales corporales de hambre y saciedad y honrarlas al decidir qué y cuánto comer en función de lo que resulta satisfactorio y rico para tu boca y nutritivo para tu cuerpo; es elegir alimentos que te hacen sentir bien al comerlos y después de comerlos.

Comer con atención plena significa nutrir tu cuerpo, tu mente y tu espíritu al mismo tiempo que disfrutas y saboreas todo lo que comes.

Y lo más importante: comer atenta(o) significa abrazar un enfoque amoroso, compasivo y libre de juicios hacia la alimentación y tu cuerpo. Es un camino que requiere de tiempo y de compromiso. Nadie come de manera “perfecta” o “ideal”. A lo largo de tu camino, te descubrirás comiendo en exceso o en respuesta a emociones. Te encontrarás comiendo inconscientemente frente a la tele. En vez de sentirte culpable o renunciar, la atención plena te permite comenzar de nuevo, una y otra vez. Puedes elegir tratarte de manera amorosa y bondadosa, decirte “Está bien” y cultivar atención plena al comer en tu siguiente alimento – ¡cada día tienes por lo menos tres oportunidades para comenzar de nuevo!

A continuación puedes escuchar un par de podcasts y entrevista con miembros de nuestro equipo, y más abajo puedes leer más acerca de los beneficios de la práctica de mindful eating y más.

Lilia graueEscucha el podcast de nuestra amiga y colaboradora Ana Arizmendi, en el que entrevista a nuestra Directora, Lilia Graue.

En esta deliciosa charla aprenderás qué es mindfulness, conocerás qué es mindful eating y cuáles son sus beneficios y podrás realizar un ejercicio de visualización sobre compasión y un ejercicio vivencial para comer con atención plena.

Escucha el podcast en el que Ana Arizmendi entrevista a nuestra especialista en alimentación plena en familia, Lupita Rozada.

Conoce los errores más comunes que puedes estar cometiendo en la alimentación de tus hijos (y la tuya) y aprende cómo aplicar la atención plena en la alimentación de tus hijos desde la lactancia y cómo comer en familia de forma nutritiva, relajada y consciente.

Disfruta de la entrevista que realizó Maite Valverde de Loyola a nuestra Directora, Lilia Graue, en la que te comparten cuál es la importancia de mindful eating en tu relación con la comida.

¿Por qué es importante comer con atención plena?

Como síntesis de por qué es importante comer con atención plena, hay una maravillosa frase de Jan Chozen Bays:

“Cuando la atención plena se aplica a la alimentación, se abre un mundo de descubrimiento y deleite. Éste es un mundo que ha estado oculto, literalmente, bajo nuestras narices. Es mi sincero deseo que te abras al gozo y deleite, la riqueza y el esplendor, de los simples actos de comer y beber, de manera que puedas encontrar satisfacción verdadera, profunda y duradera con la comida y disfrutar el comer a lo largo de toda tu vida.” 

Cuando te enfocas en nutrir a tu cuerpo y modificar tus creencias y hábitos alimentarios puedes desarrollar una nueva relación con la comida. Puedes comenzar a elegir alimentos nutritivos que le caigan bien a TU cuerpo y que te ayuden a determinar lo que “saludable” significa para TI.

Fisiológicamente, la práctica de atención plena ayuda a activar la respuesta de relajación en tu sistema nervioso central. Es decir, activas el modo descanso-digestión que te permite aprovechar al máximo los nutrientes.

Los programas de alimentación con atención plena han demostrado un efecto benéfico en diversas conductas alimentarias de riesgo: restricción, – atracones (comer grandes cantidades de comida con sensación de pérdida de control), comer emocional (consumo de alimentos en respuesta a estrés o activación emocional), comer externo (en respuesta a estímulos visuales, olfativos, auditivos) y comer en respuesta a antojos (“cravings”) (pensamientos obsesivos y consumo compulsivo), así como mejoría en diversos marcadores metabólicos: tensión arterial, glucosa, colesterol. Adicionalmente, los participantes en programas de alimentación basada en atención plena reportan menores niveles de estrés, menos síntomas de ansiedad y depresión y mayor bienestar general.

Esto quiere decir que no necesitas esperar a ningún desenlace en el futuro, que quizá ocurra o quizá no, sino que puedes cultivar bienestar y gozo justo en este momento.

Comer con atención plena:

  • Te empodera con elección
  • Te permite comer (y parar de comer) respondiendo a la sabiduría de tu cuerpo
  • Te permite desarrollar confianza en ti y en tu cuerpo

La alimentación con atención plena no es una cura mágica o un método secreto. Es un camino y un proceso. Requiere de tiempo y práctica, pero vale la pena el compromiso.

Tú mereces el compromiso que requiere construir una relación plena y gozosa con la comida y con tu cuerpo.

¿Qué beneficios tiene la práctica de alimentación con atención plena?

Utilizando ejercicios de meditación de atención plena puedes cultivar conciencia en torno a la comida y un abordaje más equilibrado y sustentable a tu alimentación, tu salud y tu peso. Y como ganancia extra, puedes llevar la atención plena a otras actividades cotidianas, ¡mejorando tu nivel de energía y bienestar y tus relaciones interpersonales!

Diversos estudios han encontrado estos beneficios de la participación en programas de alimentación con atención plena:

  • Mejor capacidad para identificar y honrar señales de hambre y saciedad;
  • Menos atracones y comer emocional;
  • Menos eventos de comer en respuesta a antojos y estímulos externos;
  • Menor ansiedad y depresión;
  • Mayor autoaceptación, seguridad y confianza;
  • Mayor conexión con el cuerpo;
  • Mejoría en niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol y tensión arterial;
  • Y nuestra favorita: ¡mayor disfrute de cada comida!

Lee algunos testimonios de participantes en nuestros talleres.

¿Qué NO es alimentación con atención plena?

La alimentación con atención plena NO es:

  • Una dieta
  • Una serie de reglas acerca de qué comer o cómo comer
  • Una receta
  • Un enfoque uni-talla
  • Un método para perder peso

Si quieres leer más acerca de la preocupación con respecto al peso y su relación con mindful eating, consulta nuestro liberador enfoque en nutrición.

¿Qué es atención plena (mindfulness)?

Atención plena, o mindfulness, es la capacidad de estar presente con la experiencia directa e inmediata de lo que está ocurriendo en este momento, con aceptación y curiosidad, sin juicios. Te permite observar el funcionamiento de tu propia mente para lograr introspección acerca de tus pensamientos, emociones y conductas.

La práctica de atención plena se trata de familiarizarte con el momento presente, cultivando una curiosidad amable acerca de ti misma(o), desarrollando la capacidad para estar presente con lo que sea que esté aquí para ti en este momento.

Probablemente has visto o escuchado el término en distintos lugares. Sin embargo, no se trata de una moda. La respalda evidencia científica generada en investigaciones durante los últimos 30 años; tanto así, que el National Institute of Clinical Excellence (NICE) del Reino Unido ha incluido intervenciones basadas en atención plena en sus lineamientos para el tratamiento de la ansiedad y la depresión en su sistema nacional de salud (NHS). Ha sido implementada en grandes y exitosas corporaciones como Google, Apple, Deutsche Bank, escuelas del Reino Unido y existen centros para su enseñanza y práctica en instituciones académicas de gran prestigio, entre ellas las universidades de Oxford,  Massachusetts, HarvardUCLA y UCSD.

A través de cambios mediados por la práctica de la atención plena puedes obtener una mejor regulación de la atención, conciencia corporal, regulación emocional y conducta.

En resumen, a través de la práctica de la atención plena podemos cambiar nuestra mente.

¿Qué NO es la atención plena?

La atención plena no es hipnosis, religión, una técnica más de relajación, una especie de trance, poner la mente en blanco una forma para escapar de la realidad o algo que sólo está hecho para personas que viven en una montaña.

La atención plena es una práctica para entrenar la mente que está accesible a todas las personas y que puede incorporarse a la vida cotidiana.

¿A Quién Puede Ayudar la Práctica de Alimentación con Atención Plena?

La respuesta corta es: A QUIENES COMEN. Sí, ¡a todas las personas! Específicamente, podemos ayudarte si:

  • Estás recuperándote de una vida de dietas
  • Estás preocupada(o) por tu peso o el de tus hijas(os)
  • Luchas con sentimientos de incomodidad, insatisfacción, rechazo u odio por tu cuerpo
  • Sufres de un trastorno alimentario (anorexia nervosa, bulimia nervosa, trastorno por atracón, ortorexia, comedor nocturno) o conductas alimentarias de riesgo (restricción, atracones, comer en exceso en respuesta a emociones, estrés o antojos)
  • Has sido diagnosticada(o) con una condición que requiera de cambios en tu alimentación o actividad física (diabetes, síndrome metabólico, enfermedad autoinmune, o alguna otra)
  • Tienes alergias o intolerancias alimentarias y vives sintiéndote restringida(o) o luchas por eliminar ciertos alimentos
  • Eres mamá y que quieres implementar lactancia, ablactación y/o crianza consciente para regalarle salud a tus hijos(as)

Inicia tu recorrido para transformar tu salud y tu vida,
y para que cada alimento esté condimentado con mucho gozo.