Nuestro liberador enfoque en nutrición

En Mindful Eating México creemos en empoderarte para vivir un estilo de vida más saludable a través de la atención plena. Creemos que comer es uno de los grandes gozos de la vida, y que todas las personas merecemos tener una relación saludable y positiva con la comida, la alimentación y nuestro cuerpo.

Trabajamos a partir de los principios de Salud en Todas las Tallas (Health at Every Size (R)) con el enfoque de No Dieta. No hay planes alimentarios (¡lo sentimos!), no hay “reglas”, no hay nadie diciéndote qué puedes y qué no puedes comer. Te ayudamos a cultivar tus propias habilidades, tu propia conciencia, a encontrar tu propio camino para nutrirte y cuidar de ti. De hecho, comer con atención plena es lo opuesto a una dieta. En vez de consultar un plan para elegir qué, cuánto y cuándo comer, aprenderás a tomar cada decisión por ti misma(o). Con menos culpa y más confianza. La alimentación con atención plena (Mindful Eating) te ayuda a traer conciencia y curiosidad a tus hábitos y patrones alimentarios, al mismo tiempo que te permite soltar los juicios y críticas no útiles.

Este enfoque se trata de cultivar habilidades en torno a la comida, la alimentación y el auto-cuidado para tener más flexibilidad, curiosidad, aceptación, equilibrio, apreciación, comodidad, confianza, gratitud, libertad, calma, amabilidad, conexión y conciencia.

meme-enfoque-nutricional-no-dieta

Si quieres leer más acerca de este enfoque da clic aquí.

Mindful Eating y Pérdida de Peso

 

En nuestra cultura centrada en el peso, el tema de mindful eating y pérdida de peso surge con frecuencia. A pesar de que es un gran (y complejo) tema, tenemos la convicción de que aprender a comer con atención plena con el propósito de perder peso es problemático. Sabemos que muchas personas (profesionales de salud incluidos) no quieren escuchar esto, puesto que hemos sido condicionados a pensar en términos de “¿Cuánto peso puedo bajar?”

No obstante, después de años de trabajar en este campo, hemos visto que

Aprender a comer con atención plena con la motivación de perder peso es contraproducente e interfiere con el proceso de aprender a escuchar y confiar en ti.

The Center for Mindful Eating, a cuya filosofía nos apegamos, ha emitido una posición oficial con respecto a las preocupaciones en torno al peso y su relación con la alimentación con atención plena:

“Es la posición de The Center for Mindful Eating (TCME) que la alimentación con atención plena contribuye a la salud y el bienestar. La práctica de mindful eating desarrolla conciencia y honra la sabiduría interna que puede guiar las elecciones alimentarias y promover comer para el bienestar. La alimentación con atención plena cultiva conexión con las señales físicas, psicológicas y ambientales que pueden afectar las decisiones alimentarias.

TCME no respalda ninguna filosofía o programa que incluya o promueva medidas o procedimientos para perder peso, puesto que la evidencia no respalda su contribución para profundizar o mejorar la práctica de alimentación plena de una persona.

La intención de comer con atención plena es permanecer en el momento presente promoviendo aceptación, curiosidad y ausencia de juicios acerca de la experiencia directa de una persona. No está basada en desenlaces y no promueve ningún tamaño ni forma corporal específico. Con base en la investigación científica, TCME expresa cautela y preocupación acerca de involucrarse en ejercicios de mindful eating para perder peso. Un foco en el peso y la estigmatización asociada pueden exacerbar condiciones psicológicas tales como culpa y vergüenza y pueden mantener a las personas atrapadas en un ciclo de alimentación desequilibrado.”

A continuación te compartimos algunas de las preguntas y comentarios que con frecuencia escuchamos en relación con mindful eating y pérdida de peso, y algunos aspectos para tu consideración.

Agradecemos a Michelle May, MD, Directora de AmIHungry, así como a Hilary Kinavey y Dana Sturtevant, de Be Nourished, por los contenidos publicados en esta sección.

 

¿Comer con atención plena me ayudará a alcanzar mi peso natural?

Tal vez. No hay ninguna garantía de que una persona pierda peso y mantenga esta pérdida con mindful eating o con cualquier otro plan/programa. Al contrario de la creencia popular, el peso corporal no es una simple cuestión de balance energético y disciplina. Está determinado por un complejo conjunto de variables fisiológicas, genéticas, ambientales y sociales – algunas de las cuales no tienen nada que ver con cuánto comemos o cuánto ejercicio hacemos.

A pesar de que es atractivo pensar en la alimentación con atención plena como una forma natural de perder peso lentamente, el problema es que ¡sigues enfocándote en el peso! Esto te distrae de sanar tu relación con la comida – que es siempre la prioridad. Resolver una relación de amor-odio con la comida conduce a cambios sustentables y que realzan la vida y que simplemente no pueden ser medidos en una báscula.

 

¿Entonces cómo puede ayudarme la alimentación con atención plena?

Enfocarte en perder peso te mantiene enfocada(o) en el pasado y en el futuro, y no tienes control sobre ninguno de los dos. La atención plena se trata de cultivar conciencia del momento presente, que es, después de todo, ¡el único momento del cual estás a cargo! Con curiosidad y conciencia de tus sensaciones físicas, pensamientos y emociones, aprendes a tomar decisiones momento-a-momento que apoyan la forma en que te quieres sentir hoy. A través de este proceso, la alimentación con atención plena te ayuda a liberarte de los ciclos que te atrapan en dieta-rebote-dieta-rebote y odio y rechazo a tu cuerpo, de manera que puedas involucrarte plenamente en tu vida. Al aprender a comer con intención y atención, desarrollarás habilidades y herramientas que puedes aplicar a otras áreas de tu vida. Entre los beneficios de la práctica están:

  • Mejor capacidad para identificar y honrar señales de hambre y saciedad;
  • Menos atracones y comer emocional;
  • Menos eventos de comer en respuesta a antojos y estímulos externos;
  • Menor ansiedad y depresión;
  • Mayor autoaceptación, seguridad y confianza;
  • Mayor conexión con el cuerpo;
  • Mejoría en niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol y tensión arterial;
  • Y nuestra favorita: ¡mayor disfrute de cada comida!

Lee más acerca de los beneficios de la alimentación con atención plena aquí.

Si la alimentación con atención plena no se basa en reglas de comida, ¿no es mejor que hacer dieta para perder peso?

Existen muchas ventajas y beneficios duraderos de comer con atención plena, ya sea que resulte en pérdida de peso o no. No podemos decir lo mismo de las dietas. De hecho, convertir mindful eating en una dieta más para perder peso probablemente te lleve a los mismos resultados predecibles que cualquier otra dieta. Si conviertes la práctica de mindful eating en una dieta, utilizando la misma mentalidad, cuando, no si (porque invariablemente ocurrirá) no la hagas a la perfección, te sentirás culpable y avergonzada(o) y alimentarás el ciclo comer-arrepentirte-repetir, ultimadamente dificultándote más la toma de decisiones eficaz con respecto a tu alimentación o autocuidado. En cambio, cuando aprendes a honrar la práctica momento a momento, puedes permitir que tu peso sea el que es.

Pero he visto muchos artículos promoviendo mindful eating como la solución para perder peso

Hasta cierto punto, ¡los medios son los culpables! He sido entrevistada en muchas ocasiones acerca de la alimentación con atención plena y a pesar de que explícitamente digo que no se trata del peso, muchos de los artículos siguen apareciendo con encabezados del estilo de “Cómo bajar de peso con mindful eating”. Este incesante foco en el peso puede vender revistas e incluso programas, pero no está ayudando a las personas a desarrollar una relación natural, equilibrada y gozosa con la comida y con su cuerpo a lo largo de su vida.

Pero, ¿y mi salud? Mi doctor dice que tengo que bajar de peso

Existe evidencia significativa de que el peso y la salud no están tan estrechamente vinculados como la mayoría de las personas – incluyendo la mayoría de los profesionales de salud – creen. Algunas personas con cuerpos de mayor tamaño están sanas, mientras que algunas personas delgadas no lo están; el peso de una persona es tan solo una pequeña pieza de información y es un gran error asumir cosas con base en el peso o el índice de masa corporal por sí solos. Adicionalmente, el desenlace más común de cualquier esfuerzo para perder peso no consiste en cambio sostenido en el peso o la salud, sino en ciclos de pérdida y recuperación de peso, que han sido asociados con peores desenlaces en salud. Enfocarte en el peso puede también contribuir a conductas alimentarias de riesgo, trastornos alimentarios y estigma relacionado con el peso, todos los cuales son dañinos para la salud. Asimismo, el foco en el peso obstaculiza el movimiento gozoso, que contribuye a una mejor condición física y a mejor salud. En conjunto, el foco en el peso como medida primaria de salud hace más daño que bien.

Los profesionales de salud que ofrecen o prescriben pérdida de peso quizá no entiendan la necesidad de sanar la relación con la comida y con tu cuerpo para poder crear las condiciones que hacen que la aceptación corporal sea posible. Una vez que sanas eso, el concepto de pérdida de peso es demasiado pequeño para caber en todo el radical auto-cuidado que emplearás para honrar todo lo que tú eres.

hilary-quote-meme-mem

 

Si dejo de intentar perder peso, ¿no me estoy dando por vencida(o)?

 

Eso depende de qué quieras decir con “darte por vencida(o)”. ¿Dándote por vencida(o) en una lucha que te consume y que no tendrá nunca éxito para mejorar tu salud? Sí. ¿Dándote por vencida(o) en la persecución de un número en la báscula? Sí. ¿Dándote por vencida(o) en cultivar bienestar, salud y calidad de vida? Definitivamente no. No existe ninguna evidencia de que la mayoría de las personas que hacen dieta y pierden peso se mantengan, y muchas personas que crónicamente se enfocan en perder peso terminan emocionalmente desgastadas y con menor salud física que antes de comenzar. Por otra parte, existe un creciente cuerpo de evidencia de que la alimentación con atención plena puede ayudarte a romper el ciclo de comer-arrepentirte-repetir, mejorar el equilibrio nutricional, mejorar los marcadores metabólicos (glucosa, colesterol), redescubrir el gozo en la actividad física, incrementar la autoaceptación, mejorar el manejo de diversas enfermedades crónicas y más. Todos estos cambios te harán más saludable en cualquier talla.

Así que no, ¡no te estás dando por vencida(o)! Estás diciendo sí a aprender cómo escuchar a, y confiar en, las señales de tu cuerpo, dándote permiso de comer lo que tu cuerpo necesita sin culpa, y tratándote con la compasión y respeto que mereces.

Pero ¡es muy difícil vivir en un cuerpo de mayor tamaño en una cultura que recompensa la delgadez!

¡Por supuesto! ¿Por qué no querrías perder peso dada la cultura en la que vivimos? Todo lo que se nos ha enseñado acerca del peso es impreciso. Todo lo que se nos ha enseñado acerca de cuánto control tenemos sobre nuestra talla también está equivocado. La disonancia que esto crea ciertamente puede ponernos en contacto con un sentimiento de vergüenza.

Sin embargo, es ilógico pensar que debes perder peso o modificar tu figura para poner fin a la estigmatización y prejuicios con respecto al peso. De hecho, el continuo foco cultural en el peso como el problema alimenta el estigma. El estigma con frecuencia se internaliza, alimentando la creencia de que debes perder peso para ser valorada como persona. Esto es inaceptable. Eres valiosa(o) tal y como eres en este momento y mereces vivir libre de estigma y prejuicio sin importar tu peso. Diles a todas las personas que puedas que dejen de coludirse con la parte de tu mente que cree que hay partes de ti que son inaceptables.

 

He intentado perder peso durante tanto tiempo que tenía la esperanza de que mindful eating fuera la solución

 

Esto es comprensible. Quizá sea útil re-encuadrar el problema en vez de enfocarte en una solución única. No subestimes el estrés de odiar y rechazar tu cuerpo y de continuamente desear que sea diferente. La realidad es que, para muchas personas, su peso no está creando el sufrimiento; son sus pensamientos acerca del peso lo que hace que sufran.

Gradualmente aprender a abrazar el hecho de que la salud y la belleza vienen en todas las formas y tamaños puede liberarte de la persecución sin fin de un objetivo centrado en el peso que te distrae de vivir la vida que ansías. Piensa por un momento… ¿cómo se ve esa vida? Tranquila, activa, equilibrada, gozosa…

Lo que sea que te imagines que conseguirás si logras perder peso está disponible para ti en este momento.

La práctica de mindfulness te ayuda a vivir plenamente en el cuerpo que tienes en este momento así que, indudablemente, ¡mindful eating puede ser la respuesta que estabas buscando!

¿Qué tiene de malo querer perder peso?

No tiene nada de malo querer perder peso.Si bien muchas personas creen de manera errónea que todos los que consultan con un profesional de la salud que trabaja desde un enfoque neutral con respecto al peso deben haber logrado aceptación corporal, nuestra consulta está llena de personas que sienten que deben hablar en secreto acerca de cómo, debajo de todo su discurso de liberación, siguen queriendo perder peso y/o modificar su apariencia. Sin embargo, es posible que enfocarte en perder peso como el desenlace más importante te esté poniendo en conflicto con tu cuerpo o distrayéndote de hacer cambios sustentables de otras maneras valiosas. Puesto que no es posible perder peso en este preciso momento, ¿cuántos momentos de tu vida desperdiciarás sintiendo que tu cuerpo es inaceptable? La atención plena nos ayuda a cultivar autoaceptación libre de juicios, y la autoaceptación engendra autocuidado.

 

Pero me quiero sentir bien

Por supuesto que te quieres sentir bien, ¡eso es posible justo en este momento! ¿Qué elecciones puedes hacer en este momento que te hagan sentir bien AHORITA? ¿Comer alimentos ricos en nutrientes que disfrutes y te hagan sentir con energía? ¿Comer una cantidad de alimento que te haga sentir satisfecha y contenta en vez de infeliz? ¿Dormir suficiente? ¿Mover más tu cuerpo? ¿Elegir actividades de autocuidado? Todas estas decisiones, ya sea que conduzcan a perder peso o no, te ayudan a sentirte bien ahora en vez de esperar un desenlace futuro que puede o no ocurrir.

 

Soy profesional de salud. Si no promuevo mis servicios como manejo o pérdida de peso, ¿cómo llegaré a la gente?

¡Lo entendemos! En el campo de la alimentación intuitiva y alimentación con atención plena, muchas personas se referían a este trabajo como “manejo de peso con enfoque de no-dieta”. Muchos de nosotros inclusive racionalizamos que no no importaba realmente qué motivaba a las personas a aprender acerca de la alimentación con atención plena, siempre y cuando llegaran de alguna manera. No obstante, esta estrategia de “señuelo” o de “caballo de Troya” (véndeles lo que quieren para darles lo que necesitan) perpetúa el foco en el peso como desenlace principal y conduce a confusión e incongruencia. Adicionalmente, aún cuando tus clientes o pacientes estén experimentando los beneficios de comer con atención plena, pueden preocuparse de que estén haciendo algo mal, de que no esté “funcionando” o de que no estén “obteniendo resultados” si no ven inmediatamente la pérdida de peso que esperaban. Como un Centro neutral con respecto al peso, sabemos que nos estamos dificultando un poco el llegar a más personas que no se han dado cuenta todavía de que enfocarse en el peso es contraproducente, pero estamos comprometidos con ser parte de la solución, no del problema.

Trabajar como proveedor(a) neutral con respecto al peso incluye la necesidad de hacer marketing de tu trabajo de una manera ética, que no contenga lenguaje estigmatizante, como “sobrepeso” u “obesidad”, ‘nutricionalización’, que no promueva miedo a la grasa o miedo acerca de la talla corporal. Hay un alto costo social de vender pérdida de peso o incluso de insinuar la promesa del cambio en el peso. Cómo haces el marketing de tu trabajo es parte de este movimiento social hacia la plenitud, el respeto al cuerpo y la aceptación.

Algunas(os) proveedores(as) están preocupadas porque el público no está interesado en “comprar” modalidades que no prometan pérdida de peso. Quienes han estado ganándose la vida vendiendo pérdida de peso quizá teman que esto “no funcionará”. A pesar de esto, En nuestra experiencia, la clientela SÍ está interesada en sanar y en sentirse completa e incluida. Hemos tenido pacientes que expresan que nuestro consultorio es la primera vez que se sienten tranquilas(os) y bienvenidas(os) en un entorno de cuidado a la salud. Esto es porque nuestro marketing es bondadoso, compasivo y consistente con el trabajo que hacemos, y nuestro entorno expresa eso. No hay estratagemas comerciales de ofrecer una cosa para en realidad entregar otra, no utilizamos señuelos. No hay simplificaciones ni bajamos el nivel para “encajar” en la cultura de las dietas.

Buscamos decir la verdad acerca de un proceso de sanación que es difícil y gratificante. Estamos ofreciendo promoción de la salud para TODOS los cuerpos, no para algunos más que para otros. Vemos, a través de nuestro propio desarrollo de lenguaje de marketing, que los programas que ofrecemos se han vuelto más profundos, más ricos y más arraigados en el respeto y la verdad debido a nuestro marketing. Compartir este paradigma de manera honesta, clara y directa beneficiará a tu trabajo y a tu negocio.

Te recomendamos leer este excelente blog de Melissa Toler al respecto.

¿Entonces mindful eating está peleado con perder peso?

No nos malentiendas. No estamos diciendo en términos absolutos que ninguna persona perderá peso como resultado de practicar alimentación con atención plena. Algunas sí, otras no. Tampoco estamos diciendo que estemos en contra de la pérdida de peso. Cada persona es libre de elegir lo que mejor considere para su salud y bienestar, y perder peso es un desenlace posible de establecer una relación distinta con la comida y con tu cuerpo. Lo que estamos diciendo es que perder peso no es la razón o la intención  para aprender a comer con atención plena. También estamos diciendo que nos rehusamos a ser parte de una cultura o un discurso centrado en el peso, que promueve estigma y discriminación hacia personas de diversos pesos y figuras corporales, o a perpetuar el mito de que el número en la báscula es un indicador fiel de la salud de una persona. Confiamos en que tu cuerpo resolverá el tema del peso en la medida en que tú puedas cultivar hábitos que promuevan tu salud y bienestar integral.

Enfocarte en la pérdida de peso puede obstaculizar el proceso de sanación de tu relación con la comida, e impedirte vivir la vida plena que ansías.

 

Si eres profesional de la salud y te interesa incorporar alimentación con atención plena a tu práctica clínica, visita nuestra sección de Entrenamiento y Consultoría para Profesionales