Diagnóstico y Tratamiento Integral para Depresión Basado en Mindfulness y Compasión

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por un estado prolongado de desesperanza, apatía, fatiga y falta de motivación y disfrute. Puede ir de leve a grave. Cuando es leve, quizá te descubras rumiando tus defectos o los de otras personas. Tal vez te sientas resentida(o), irritable o enojada(o) la mayor parte del tiempo, sientas lástima por ti misma(o) o sientas la necesidad constante de ser reconfortada(o) por alguien. Quizá sufras diversos achaques que no parecen ser ocasionados por ninguna enfermedad.

Al empeorar la depresión, los sentimientos de profundo pesar y desesperanza se combinan con baja autoestima, culpa y dificultades para concentrarte y acordarte de cosas. Peor aún, puedes experimentar cambios en las funciones corporales básicas. Los ritmos habituales se desajustan: no puedes quedarte dormida(o), te despiertas de madrugada o duermes demasiado. No tienes hambre, o comes demasiado, o tu apetito está caótico. Otros pueden notar que estás agitada(o) o lenta(o), y descubres que tu energía para las actividades que antes disfrutabas es inexistente. Tal vez incluso sientas que la vida no vale la pena, y tengas pensamientos de que estarías mejor muerta(o).

La depresión es una enfermedad seria que requiere de comprensión, tratamiento y un buen plan de recuperación. Con la detección temprana, el diagnóstico y un plan de tratamiento, que puede incluir medicamento, psicoterapia y cambios en el estilo de vida, puedes mejorar.

Sin tratamiento, la depresión puede ser devastadora tanto para ti como para tu familia.

Si ya has tenido un episodio de depresión, es muy probable que tengas otro a lo largo de tu vida. Si no recibes tratamiento, un episodio puede durar de meses a años. Si tienes depresión grave, puedes sentirte tan desesperanzada(o) que tienes riesgo de suicidio.

Puedes leer más acerca de la depresión, sus causas, diagnóstico y tratamiento descargando nuestro folleto psicoeducativo gratuito.

En Mindful Eating México® te ofrecemos tratamiento integral para que puedas recuperarte de la depresión y prevenir recaídas, incluyendo terapia cognitiva basada en mindfulness, respaldada por el UK National Institute of Clinical Excellence (NICE). Contáctanos o agenda una cita. Si tienes dificultades económicas, puedes beneficiarte de los servicios de nuestra Clínica Comunitaria.

¿Cómo Se Manifiesta la Depresión?

Dentro de los síntomas de la depresión están:

  • Cambios en el estado de ánimo y/o irritabilidad.
  • Falta de interés e incapacidad para disfrutar.
  • Cambios en el patrón de sueño.
  • Cambios en el apetito.
  • Dificultad para concentrarse u olvidos frecuentes.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Pérdida de energía y fatiga.
  • Sentimientos de culpa e impotencia.
  • Desesperanza.
  • Dolores y achaques físicos vagos (dolores de cabeza, dolor de espalda, malestar gastrointestinal, etc.).

Ahora, si bien tendemos a pensar que una persona deprimida está triste y desmotivada todo el tiempo, que se la pasa en la cama, que nunca convive con otras personas y/o que se le nota de manera evidente, esto no es cierto. A continuación te compartimos formas de presentación “atípicas”.

Depresión Sonriente (Depresión Atípica)

En este tipo de depresión, puedes parecer feliz ante otros, e incluso puedes experimentar alegría o desaparición de los síntomas emocionales de la depresión cuando ocurre algún evento agradable o recibes una buena noticia (clínicamente esto se denomina “estado de ánimo reactivo”). Sin embargo, la vida te resulta difícil o te abruma, sientes como que “no eres tú” y manifiestas alguno (o varios) de los siguientes síntomas:

  • aumento del apetito con aumento de peso;
  • aumento del deseo de dormir;
  • sensación de pesadez;
  • dificultades en relaciones interpersonales (pareja, amigos, ámbito laboral) porque estás muy sensible al rechazo o a la crítica o muy irritable; es muy posible que tú o personas cercanas atribuyan estas dificultades a una “mala actitud” y que no busques ni recibas la ayuda que necesitas.
Depresión Altamente Funcional

Si bien éste no es un diagnóstico clínico, es el término que utilizamos para describir la presencia de depresión en personas altamente productivas, que pueden tener una relación de pareja estable, un buen empleo, un nivel educativo alto y numerosos logros escolares o profesionales. Si perteneces a este grupo, tu vida pública, profesional o social parece estar bien, pero  tu mente está llena de pensamientos de que no vales nada, de que eres inadecuada(o) y te sientes desesperanzada(o) y abrumada(o).

Quizá tiendes a aislarte durante períodos, o a notar gran resistencia a responder llamadas, participar en eventos sociales o saludar a conocidos cuando te los encuentras en la calle. O tal vez sientas que hay una brecha entre cómo te sientes por dentro y cómo te ven las personas a tu alrededor.

A continuación te comparto algunas características con las que muchas personas con depresión “altamente funcional” se identifican.

  • Eres muy dura(o) contigo misma(o).
  • El trabajo se convierte en una lucha contra corriente y te abruma.
  • Abusas del alcohol u otras sustancias o te refugias constantemente en la comida.
  • Constantemente sientes que estás perdiendo el tiempo, a pesar de todos tus logros.

Si te sientes identificada(o), es muy probable que no hayas revelado cómo te sientes por miedo a ser discriminada(o), juzgada(o) o estigmatizada(o). Sin embargo, al recibir la ayuda que necesitas es muy probable que te involucres de manera muy activa en tu terapia y proceso de recuperación, y que disfrutes del proceso de auto-descubrimiento que éste involucra.

 

¿Cómo Se Hace el Diagnóstico de Depresión?

Si sospechas que tienes síntomas de depresión, es necesario que un médico especialista en salud mental te evalúe. Te hará una entrevista detallada y una exploración física y es posible que te pida estudios de laboratorio.

Aquí te compartimos un cuestionario breve que denominamos de “tamizaje”, para identificar si estás manifestando síntomas de depresión. Sin importar los resultados de este cuestionario, por favor si tienes síntomas que afectan de manera significativa tu bienestar o tienen un impacto negativo en el ámbito familiar, social, escolar o laboral no dejes de buscar ayuda. Contáctanos o agenda una cita. Si tienes dificultades económicas, puedes beneficiarte de los servicios de nuestra Clínica Comunitaria.

¿Cómo Se Trata la Depresión?

Actualmente, hay una diversidad de opciones de tratamiento para que puedas recuperarte de la depresión y prevenir recaídas. Después de una evaluación detallada, tu médico puede recomendarte diversas opciones de tratamiento:

¿Qué Puedo Hacer Para Sentirme Mejor?

Además de recibir tratamiento especializado, tú puedes implementar acciones para cuidar de tu cuerpo y apoyar tu recuperación:

  • Actívate. El ejercicio es una de los mejores antidepresivos. Te ayuda a mejorar tu estado de ánimo y tu función cognitiva.
  • Participa en prácticas contemplativas. La meditación, la oración, y otras prácticas contemplativas activan la respuesta de relajación, contribuyendo a activar los mecanismos de reparación y sanación de tu cuerpo.
  • Nútrete. Aumentar tu consumo de alimentos enteros, de origen natural, ricos en nutrientes y disminuir tu consumo de alimentos procesados, así como hidratarte con agua natural te ayudará a recuperarte de la depresión.
  • Evita fumar. Además de los múltiples riesgos para tu salud, el cigarro puede exacerbar las alteraciones del estado de ánimo y la ansiedad.
  • Modera tu consumo de cafeína. Esto te ayudará con los síntomas de ansiedad e irritabilidad que con frecuencia acompañan a la depresión, además de contribuir a que duermas mejor, de manera que tu estado de ánimo sea más estable.
  • Evita beber alcohol, así como el consumo de otras sustancias. El alcohol es una sustancia que deprime directamente al sistema nervioso central. El uso de alcohol y otras sustancias puede parecer una forma eficaz para lidiar con el malestar, pero de hecho empeora la depresión.
  • Duerme lo suficiente. Procura evitar el uso de pantallas un par de horas antes de dormir, y dormir lo suficiente, por lo menos 7 horas. * Si como síntoma de la depresión estás durmiendo demasiado, es importante que no permanezcas más de 9 horas en la cama y te actives.

Acércate a nosotros para recibir apoyo y coaching individualizado para implementar estas acciones y prácticas y cultivar bienestar de manera consciente.

Inicia tu recorrido hacia una vida plena y feliz, liberándote de la depresión